Si no puede ver este mensaje, haga click aquí.

Visite nuestra página Web
www.healthyliving.com.mx


Healthy News Mar. 2018

Los padres: la mejor guía saludable para los niños

La obesidad infantil está cobrando dimensiones alarmantes. En América Latina, la prevalencia de sobrepeso en niños menores de 5 años de edad es del 7.2%. En niños entre 5 y 11 años el sobrepeso tiene una prevalencia del 18.9 y la obesidad en un 36.9%. Para adolescentes entre 12 y 19 años de edad, la prevalencia de sobrepeso y obesidad es de 16.6% y 35.8% respectivamente (UNICEF, 2015). La obesidad en la niñez tiene grandes repercusiones en el curso de la vida. Los niños y adolescentes obesos son más propensos a ser adultos con sobrepeso y obesidad, por lo que presentan un mayor riesgo de desarrollar enfermedades crónicas metabólicas como diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón.

La alimentación es esencial para el desarrollo de los niños. Actualmente los niños consumen mayor cantidad de alimentos altos en grasas y con azúcares agregados. Estos consumos exceden los límites permitidos por las instituciones de salud, aumentando la presencia de obesidad y enfermedades metabólicas. De igual manera, se observa que consumen menos alimentos saludables, como granos enteros, verduras, frutas y lácteos, disminuyendo el aporte de vitaminas, minerales, fibra, calcio y vitamina D.

Un gran número de factores ambientales influyen en los hábitos alimenticios de los niños. Las edades de 2 años a 11 años son críticas para la toma de decisiones. El ambiente familiar es muy importante para el consumo de alimentos en los niños. Los niños dependen de los padres o cuidadores para recibir sus alimentos. Está comprobando que los niños que comen en familia, todos juntos en la mesa, tienen un peso más saludable y mejores hábitos alimenticios. Las comidas en lugares fuera generan un descontrol en las calorías consumidas, así como un menor consumo de frutas y verduras.

Un estudio en Estados Unidos demostró que en el año 2006, la comida rápida era el principal alimento que comen los niños fuera de casa. La comida rápida aporta mayores calorías, pocas raciones de vegetales, poca fibra y aumenta el consumo de azúcares y grasa. Esto demuestra que el ambiente del hogar así como las tradiciones familiares, son importantes para la alimentación de los niños.

La influencia de los padres está asociada con el desarrollo de los niños y su relación con la comida en la vida posterior. Por ejemplo, hacer que se terminen toda la comida del plato, o usar la comida con incentivo o como amenaza, el hábito de comer postre, los horarios de comida, todos estos factores quedan en la memoria de los niños.

A continuación se muestran las principales reglas que recomendamos a los padres de familia para poder ser una guía saludable. Recordemos que las edades de 2 a 11 años marcan la formación de hábitos. Sin embargo, los buenos ejemplos deberán de ser constantes en las familias:

Regla 1. El ejemplo de la familia es la mejor guía para los niños

Toda la familia deberá de llevar buenos hábitos ya que los niños son influenciados por el medio ambiente. El hogar es el lugar que más podemos controlar. Las costumbres de los padres así como las reglas llevadas en casa, formarán los hábitos de los niños

  • No comprar en casa jugos de sabores o refrescos. Tomar siempre agua natural o de limón o jamaica (sin azúcar o con azúcar BC “baja en calorías”)
  • Siempre tener a la mano frutas y verduras que ellos puedan agarrar.
  • Tener productos lácteos, como la leche o quesos, bajos en grasa, descremados o light.
  • Realizar mínimo 3 comidas juntos en familia a la semana.
  • Comer diariamente frutas y verduras para que los niños vean que los papás también lo comen.
  • No hacer comida especial para niños o comida diferente para los padres, se recomienda que todos sigan la misma alimentación.
  • No usar el postre como tradición familiar.
  • No realizar muchas comidas fueras. Una de las opciones para comer fuera, pero controlando los alimentos, es hacer un picnic en el parque llevando su propia comida

Regla 2. Controlar las porciones y los alimentos con altas calorías en casa

  • No dar dobles platillos
  • No poner mesas de comida o contenedores muy grandes de comida.
  • No restringir muchos alimentos, ya que generarán medidas compensatorias de comer más cuando se les permita o cuando están en la escuela. En ocasiones, se debe permitir que los niños sirvan sus propias porciones y que aprendan la porción adecuada.
  • Utilizar una porción pequeña en el plato de la entrada, para que puedan comerse las frutas y verduras del platillo principal.
  • Utilizar platos y vajillas pequeñas para que las porciones consumidas sean pequeñas.
  • Cocinar alimentos sin grasa, sin empanizar y sin freír.
  • En caso de comprar golosinas, comprar empaques pequeños y en pocas cantidades.
  • Dar de tomar leche natural, no agregar sabores como chocolate o fresa.

Regla 3. Disminuir la ansiedad y promover la actividad individual y familiar

No se recomienda que los niños estén más de 2 horas sentados. Se debe promover a que se mantengan activos y realicen deporte. Estando activos y distraídos, se disminuyen su ansiedad o necesidad de comer alimentos extras. Estando en casa, estas son algunas actividades que pueden hacer los niños para mantenerse activos y entretenidos:

  • Jugar “carreritas” o “corre que te alcanzo”
  • Saltar la cuerda
  • Bailar
  • Tener libros de actividades: pintar, acertijos, diarios.
  • Leer un libro
  • Tocar algún instrumento
  • Jugar cartas o juegos de mesa
  • Armar un rompecabezas
  • Jugar Lego o el cubo de Rubik
  • Involucrarse en un deporte de disciplina: ballet, karate, natación, gimnasia, futbol.
  • Hacer picnics en el parque
  • Caminar en el parque
  • Realizar paseos turísticos

El trabajo en equipo siempre es más sencillo. Los hábitos y tradiciones marcan la vida de un niño. Los padres de familia deberán ser el primer ejemplo que los niños tengan para lograr una alimentación y vida saludable.

United Nations Children´s Fund (UNICEF). Estudio exploratorio sobre la promoción y publicidad de alimentos y bebidas no saludables dirigidas a niños en América Latina y el Caribe. Panamá. 2012. Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics. Position of the Academy of Nutrition and Dietetics: Nutrition Guidance for Healthy Children Ages 2-11 years. 2014.


PAPITAS RELLENAS

Ingredientes:

  • 4 Papas medianas
  • 350 g carne molida
  • 1 T brócoli
  • 1 T agua
  • 1 T queso panela en cuadros o manchego light
  • 3 Cebolla cambray
  • Sal y pimienta

 

Preparación:

Hierva las papas en agua con una pizca de sal hasta que estén blandas (20-30 minutos). En otra olla, hierva los brócolis hasta que cambien de color. En un sartén antiadherente, saltee la carne con 1 cda de aceite de oliva. Corte las papas por la mitad y quite la pulpa (guarde esa pulpa). Haga una mezcla con la pulpa de la papa, la carne cocida, el brócoli, la cebolla, la sal y pimienta. Agregue unos cuadritos de queso a la cáscara de la papa y arriba rellene con la mezcla de carne y papa previamente preparada. Caliente en el horno o en el microondas hasta que se derrita el queso.

Rinde 4 porciones

  Síguenos en:   Twitter   Facebook

Healthy Living México
Centro de Nutrición Avanzada
 
E-mail: info@healthyliving.com.mx
Web: www.healthyliving.com.mx

Teléfonos
LA HERRADURA:5294-1901
TECAMACHALCO: 3618-0522 y 5250-8691
POLANCO5575-5954 y 5557-5981
INSURGENTES:5575-5268 y 2455-3152


© 2012 Healthy Living México Todos los Derechos Reservados